El salmo 54 fue escrito por el rey David cuando los Zifeos le traicionaron. Hubo dos traiciones de parte de los Zifeos en confabulación con Saúl, lo encontramos en 1 Samuel 23 y 1 Samuel 26, aunque según analistas este salmo va más acorde con la traición en 1 Samuel 23. Así que, este salmo es un cántico de gratitud a Dios por haberlo liberado de los Zifeos.

En los primeros versos de este Salmo vemos a David suplicando a Dios que lo escuche y lo libre de sus enemigos (los Zifeos):

19 Después subieron los de Zif para decirle a Saúl en Gabaa: ¿No está David escondido en nuestra tierra en las peñas de Hores, en el collado de Haquila, que está al sur del desierto?

20 Por tanto, rey, desciende pronto ahora, conforme a tu deseo, y nosotros lo entregaremos en la mano del rey.

21 Y Saúl dijo: Benditos seáis vosotros de Jehová, que habéis tenido compasión de mí.

1 Samuel 23:19-21

Recordemos que Saúl estaba persiguiendo a David para tomarle su vida, pero Dios no lo permitió, aunque los de Zif le traicionaron, y lo cierto es que Dios escuchó a David y le libró de sus enemigos. Debemos confiar en Dios en los momentos de extrema dificultad, así como lo hizo David.

Dado la victoria de parte de Dios para su siervo, por haberle libertado de los de Zif y de la mano de Saúl, David entonó:

6 Voluntariamente sacrificaré a ti; Alabaré tu nombre, oh Jehová, porque es bueno.

7 Porque él me ha librado de toda angustia, Y mis ojos han visto la ruina de mis enemigos.

Salmo 54:6-7

David habla aquí de que ofrecería a Dios un sacrificio voluntario, o sea, no algo obligatorio, ni algo que tenía que hacer por mero compromiso, sino porque realmente estaba agradecido por lo que Dios había hecho por él.

Demos gloria a Dios y alabanzas por lo que Él ha hecho por nosotros.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *