Cantar a Dios y estar dedicados por completo a Él sirve de medicina a nuestro cuerpo y fortaleza a nuestro espíritu, ya que cuando le cantamos, estamos siendo edificados totalmente.

Solo a Él debemos cantar y exaltar su Santo y bendito nombre día tras día, toda su creación, desde el más pequeño hasta el más grande debe rendirse con cánticos a nuestro Dios poderoso.

Su alabanza nos edifica, nos sostiene, nos da paz y con su armonía nos deleitamos, el espíritu se regocija y se maravilla al escuchar cánticos armonioso, toda alabanza del corazón que demos hacia Dios nos puede edificar día tras día.

Recordemos esta paz que recibimos no viene por sí sola. Dios es quien la da, es quien nos da la tranquilidad, y es quien ve esos momentos en los cuales le necesitamos.

Oh cielos adoren y canten su magnificencia, nuestro Dios es poderoso, en Él habitan todas las cosas buenas, y todo lo que poseemos proviene de Él. Por eso a Él demos todo lo mejor. Cantemos cánticos nuevos en su nombre y rindamos todo en cuanto tenemos a nuestro poderoso y amado Señor.

Que no existan excusas para proclamar su nombre, para poner su santo nombre en las alturas, dando a reconocer su poder y su majestad. Todas sus hazañas nos dicen lo bueno y sublime que es nuestro grandísimo Dios. Cantemos todos unidos en honor a Él.

1 Cantad alegres a Dios, habitantes de toda la tierra.

2 Servid a Jehová con alegría;
Venid ante su presencia con regocijo.

3 Reconoced que Jehová es Dios;
El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
Pueblo suyo somos, y ovejas de su prado.

Salmos 100:1-3

Oh, pueblos todos cantemos todos de sus buenas obras, porque sin nuestro Dios no llegaríamos a donde hoy estamos. Humíllate y cántale al Dios de tu vida, al que te dio la vida y te hizo libre de la esclavitud del mundo, de los yugos del maligno, aquel que pagó el precio por toda la humanidad, sé agradecido y reconoce ante todo el mundo Su gran poder.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

This article has 2 Comments

  1. A veces dudo por los tropiezos q me pone el señor Dios, yo vine a Escocia oraba para q todo fuera bien, conseguí gracias a él lugar donde dormir y trabajo, pertenezco a la congregación de la «asamblea de Dios» en L. P. G. C sede L. Palmas aménprsr por mi para q mi fe no decaiga gracias hermanosDipd os bendiga, ALELUYA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *