A veces el enemigo busca la forma de hacerte que dejes de adorar a Dios poniendo obstáculos delante de ti. Estos no dejarán que estés tranquilo hasta dejes de congregarte, y si antes ibas con una alabanza ante el trono, debido a estas dificultades ya no iras de esa misma forma ante Su Presencia.

En la vida suceden muchas cosas, pero no debes solo enfocarte en los inconvenientes. Alaba a Dios hasta en medio de tu prueba, porque en ese momento es que debes cantar para Él.

Recuerda que Aquel que permite que seas probado también te dará la victoria, por eso es que aunque sientas que tu vida está decayendo, no te olvides de la promesa de Dios para ti, recuerda que en medio de esa alabanza que cantes en el nombre del Señor hay poder. Así, que, cuando estás en esos peores momentos, ahí es cuando debes cantar para que todo lo que está causando que dejes de cantar para Dios tenga que irse en el nombre de Jesús.

¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar?
En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!

Salmos 42:11

Dios es quien da la salida de todos los problemas, por eso, aunque se acabe todo lo que está a nuestro alrededor, no dejemos de cantar para Dios, porque todo lo que nos rodea fue hecho por Dios nuestro Padre y Rey, Alabemos su Santo Nombre.

Cuando veas que tu día empezó con dificultades, párate delante de esa dificultad y di lo grande que es Dios, y comienza a cantar para tu Dios, que nada te detenga, porque tus alabanzas serán recibidas por Dios que está en los cielos. Dios está mirando todo hasta en tu interior, Él mira que aunque tienes problemas cantas para Él, que no hay nada que te detiene porque tus alabanzas al Señor te ayudan a seguir adelante.

Quizás te interese:

Quizás te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *