Hemos escrito mucho sobre la alabanza y la verdadera adoración al Señor, pero no lo suficiente como para dejar de escribir sobre este valioso tema. Hemos aprendido que hemos sido creados para adorar a Dios, pero también aprendemos a través de toda la Biblia que esa adoración y alabanza que proviene del corazón tiene poder.

Cantamos cuando Dios nos da la victoria, cantamos cuando estamos alegres o agradecidos ante Dios, pero también cantamos cuando estamos en la peor adversidad, sabiendo que en la alabanza hay poder, y esto nos lo han demostrado muy bien el apóstol Pablo y Silas:

25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.

26 Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.

Hechos 16:25-26

Ellos estaban presos, en una cárcel, con cadenas, con guardias en las puertas, pero no existe nada ni nadie que pueda detener la obra de Dios, nuestro Señor es poderoso para completar la obra que quiere realizar y ese aún no era el final de estos dos hombres de Dios, quienes orando y cantando alabanzas al Dios en que confiaban pudieron visualizar un milagro grandioso de Dios.

No sabemos de qué grosor eran las cadenas, pero todas esas cadenas se soltaron, las puertas se abrieron como si había alguien allí haciendo todo aquello, los cimientos de la cárcel se sacudieron, fue un gran terremoto que removió toda la cárcel.

Amigos míos, en una alabanza que proviene de un verdadero adorador hay poder, en una persona que confíe plenamente en Dios, que sepa que Dios todavía hace grandezas, que sepa que Dios ha hecho grandes obras y que aún sigue siendo el mismo Dios para seguir haciéndolas.

Démosle nuestra mejor alabanza a Dios,  y siempre recordemos esto, que a través de la oración y alabanza de dos hombres, Dios hizo un grande milagro en aquel momento. ¿Sabes cuál es la buena noticia? Que a ese Dios es el que usted y yo les servimos.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *