Dwayne Johnson, altamente conocido por su personaje “La Roca” en la lucha libre y por sus películas, no siempre fue la persona exitosa que vemos en la televisión.

El padre y el abuelo materno de Dwayne Johnson eran luchadores. Su padre se llama Rocky Johnson y su madre Samoa. La vida de Dwayne Johnson está llena de fracasos, te hacemos un pequeño resumen:

Creció en un hogar en Hawai donde no había estabilidad y él fue arrestado varias veces por peleas, robos y falsificación de cheques. Ellos fueron obligados a irse de Hawai. Luego se hizo jugador de fútbol americano y consiguió una beca como tackleador defensivo de la Universidad de Miami. Se graduó como criminólogo, pero soñaba con ser estrella de la NFL.

Al no ser reclutado, se fue a Canadá para intentar con los Calgary Stampeders. Por dos meses sobrevivió comiendo fideos Ramen y dormía en un colchón que encontró en la basura de un motel sexual. Jugó en la Canadian Footbal League por 200 dólares canadienses a la semana y lo despidieron a los dos meses. Luego de ese momento se olvidó de ser estrella de la NFL. Sólo le quedaban siete dólares en el bolsillo.

Tuvo que volver a vivir con sus padres en un pequeño departamento en Tampa, Florida. Cayó en depresión. En ese entonces su padre era luchador profesional y Dwayne Johnson también optó por esa misma carrera. Pero a diferencia de su padre, Dwayne Johnson fue todo un éxito como luchador.

“La Roca” fue amado por el público de la lucha libre a finales de los 90’s y principios de los 2000’s. Después de ocho años, comenzó en el mundo de la actuación y causó mucha sensación con la película El Rey Escorpión (2002). Su carrera en el cine murió al hacer películas familiares.

En 2007 pierde la confianza de su esposa y se divorcian. Cae nuevamente en depresión. Por 2008 y 2009 hasta muchos de sus amigos se habían apartado. Luego encontró a Dios, en el cual depositó su fe para seguir hacia adelante. Como resultado de este encuentro con Dios, dejó a un lado las películas familiares y lanzó los siguientes éxitos: Jumani II, Rápidos y Furiosos, Rampage, Hércules y Terremoto: la falla de San Andrés.

Actualmente Dwayne Johnson está valorado en 280 millones de dólares: “En 1995 tenía siete dólares en mi bolsillo y sabía dos cosas: estoy en bancarrota y algún día no lo estaré”. Tiene un nuevo hijo con su novia y su ex esposa es gerente. Dwayne Johnson continúa buscando a Dios: “Solía orarle a Dios por cosas que creía que necesitaba. Hasta que me di cuenta de lo que necesitaba, ya lo tenía. Familia y Dios”.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

  1. Glórias a Deus! Gosto muito dos seus filmes. E sempre peço a Deus que esses atores possam conhecer a JESUS!!! Um deles que torcia por ele era ROBIN WILLIANS mas infelizmente se suicidou lamentável

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *