Vemos lo hermoso de la creación, pero no agradecemos al Creador de todas estas cosas, para que nosotros podamos gozar de ellas, no levantamos nuestras manos en honor al Creador de ellas.

Dios es el Creador de todas estas cosas maravillosas que hoy nos rodean, alabemos Su Nombre porque todas existen porque Dios así lo determinó y con su palabra las ordenó hacerse, y las llamó por Su nombre. Dios es grande y poderoso, demos alabanzas a Él por estas obras poderosas.

Al ver el firmamento y las obras hechas con Sus poderosas manos, los cielos cuentan Su gloria, el aire que respiramos todo lo que fue creado por nuestro Dios debe dar alabanzas a su Señor, Él mando y todas estas cosas se hicieron.

La tierra escucha su voz y tiembla, el mar escucha su voz y se estremece, el sol ante su presencia se apaga, la luna ante Él cae, y las estrellas al recibir su mandato caen del cielo, este es nuestro Dios poderoso, que tiene todo en Sus manos y que ordena las cosas moverse de su lugar y se cumple. Alabado seas Señor en las alturas.

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.

3 No hay lenguaje, ni palabras, Ni es oída su voz.

4 Por toda la tierra salió su voz, Y hasta el extremo del mundo sus palabras. En ellos puso tabernáculo para el sol;

Salmos 19:1-4

Alabemos a nuestro Dio sobre todo, Él es quien controla todo, obedece Su Santo nombre, Él es digno de recibir toda la gloria, la alabanza y la honra para siempre.

Que todo lo creado por nuestro Dios se manifieste en adoración a Dios, El firmamento le obedece y todo ser humano debe arrodillarse delante de Él.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *