¿Estás cansado? Hay alguien que ofrece descanso, pero no cualquier descanso, sino uno verdadero, el que necesita el ser humano, y se llama Dios, el cual no está lo suficientemente ocupado como para no atender tus oraciones. Él es el buen pastor, y si confiamos en Él, entonces tendremos paz.

El Salmo 23 es un cántico muy conocido, posiblemente hasta muchas personas no cristianas sepan que dice “Jehová es mi pastor”, por lo menos esa parte. Y en las iglesias, pues vamos, creo que en su mayoría lo sabemos recitar de memoria.

Ahora bien, el que sea un Salmo tan conocido  y tan citado, quiere decir que son palabras verdaderamente profundas y que llenan y dan esperanza a nuestra alma. Piensa por un momento en David, por el momento en que quizá estaba pasando, y en ese momento difícil pudo decir:

1 Jehová es mi pastor; nada me faltará.

2 En lugares de delicados pastos me hará descansar;
Junto a aguas de reposo me pastoreará.

3 Confortará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de su nombre.

4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.

5 Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unges mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando.

6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

Salmos 23:1-6

El Señor es nuestro buen pastor y cuando estemos cansados de la tempestad, abatidos, afligidos, cuando estemos en esos momentos de los cuales pensamos que no vamos a salir, justamente ahí Él nos hará descansar, y junto a aguas de reposo nos pastoreará.

Facebook Comments

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *