Este artículo se basa en los dos primeros versículos del salmo 89, escrito por Etán. Aunque la Biblia nos hable de distintos Etán en el antiguo testamento, sabemos que del Etán que se está hablando aquí es del mismo que se habla en 1 Reyes 4:31. Este fue famoso por su sabiduría, aunque obviamente opacado por el rey Salomón, lo que quiere decir que Etán posiblemente fue un Salomón  y estuvo vivo en el reinado de David.

El salmo 89 es otro Salmo donde el nombre de Dios es glorificado y mandado a glorificar a través de Etán, y volvemos a repetir lo mismo que hemos dicho en todos nuestros artículos: “Cada escrito de la Biblia es para glorificar y exaltar el nombre de Dios”.

El salmista dijo:

1 Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente; De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca.

2 Porque dije: Para siempre será edificada misericordia; En los cielos mismos afirmarás tu verdad.

Salmos 89:1-2

“La misericordia de Jehová cantaré perpetuamente” Esto es una muestra de como saber que no solamente proclamamos a Dios aquí en la tierra, sino que le proclamaremos, alaberemos, glorificaremos, adoraremos, por toda una eternidad, y esa es la esperanza de cada creyente en  esta tierra, sí, esa debe ser nuestra esperanza.

Hermanos, esta declaración que hace Etán es importante: “De generación en generación haré notoria tu fidelidad con mi boca”. Declaremos eso también, que durante toda nuestra existencia haremos notorio que existe un Dios poderoso, un Dios que salva, que liberta, ¡amén!

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

This article has 2 Comments

  1. Buen Día!
    Es muy importante testificar y glorificar lo que Dios ha hecho por nosotros.
    Compartiendo nuestras experiencias con Dios a otros es una forma de predicar el evangelio de Dios.
    Feliz día. Dios les bendiga y cuide.
    04-15-2020

  2. Amén en estos días difíciles, para honra y la gloria De Dios. Le ore’ a Dios . Por mi madre de 82 años que estaba muy mal con fiebre , pecho congestionado , vomito , diarrea . Le pedí que escuchara mi clamor y que tuviera misericordia y la sanara. Y para la gloria De Dios mi madre está bien . Gloria a Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *