Para dar cánticos buenos a Dios debemos hacerlo felices y voluntariamente, sintiéndonos bien al momento de expresar El nombre de nuestro Señor Dios Todopoderoso.

Si somos más que agradecidos, entonces cada día brindaremos una alabanza al Señor desde lo más profundo de nuestros corazones, porque nuestros hechos deben demostrar que el Señor vive en nosotros por siempre.

Olvídate de tu problema a la hora de adorar a Dios, si llegó el problema a tu vida, déjalo en las manos del Señor y adorara a Dios por encima de todo lo que se quiera oponer.

Dios conoce hasta lo más profundo del corazón del hombre, no nos podemos olvidar que fue Él quien nos creó, por eso Él sabe todo, porque Su poder y sabiduría le pertenecen solo a Él.

Lleguemos ante su presencia con alabanza; Aclamémosle con cánticos.

Salmos 95:2

Cuando vayas delante de Su presencia ve con cánticos nuevos y cánticos exalten al Señor en toda Su majestad y poderío, no vayas delante de Dios con tristeza, olvídate del problema que estés pasando y dile a Dios cuán bueno y bello Él es, demuestra que el gozo del Señor es tu fortaleza y que ese gozo te ayudará a que tu alegría sea mayor que tu problema.

Tus problemas para Dios son como una pajita que cae en el fuego, Él hace que tus problema más grandes se consuman en el fuego, pero Él a veces permite que esas pruebas lleguen para Él glorificarse a través de ellas. Dios sabe cómo hace todas las cosas y siempre tiene un plan perfecto porque de Él viene la sabiduría.

Nada es difícil para nuestro Dios, Él es fiel. Solo debes dar gloria y alabanzas a Él, no te olvides que de Él mana esa paz que puede correr como un río por todo tu interior, sanando las heridas, restaurando tu corazón, dando a tu cuerpo y espíritu nuevas fuerzas para que puedas avanzar en el nombre Dios. Créelo y todo lo que Él hará por ti así será.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *