Mis ruegos elevo a Ti Señor cada día, escucha mi oración, bendíceme, lléname de poderosa misericordia mi Dios, Tú que vives y reinas para siempre a Ti me rindo, a Ti doy mi adoración más sincera, inclina Tus oídos y escucha todas mis oraciones que día a día hago hacia Ti para que seas misericordioso y que pueda ver tus misericordias que me rodean.

Oh, Señor cómo no voy a cantar a Ti salmos desde el corazón si Tú eres Dios fuerte y valiente, eres merecedor de mi mejor adoración. Por eso no me canso de alabarte, de decirte lo importante que eres para mí.

Día a día cantaré de Tu gran poder y amor, de mañana Te buscaré con anhelo, Te buscaré por Tu sacrificio en la cruz por Tus buenas obras, a Ti daré gracias, solo a Ti te exaltaré, porque Tú oh Dios, me has salvado.

Cada día hazte una hermosa oración a Dios, cántale con amor, búscale desde temprano, canta de su hermosura hechas por Él, di lo importante que es Dios para ti. Reconócele porque Él es bueno, por su bondad para con tu vida, dale solo tu adoración a Él, Él es merecedor de tu mejor exaltación.

De mañana sácianos de tu misericordia,
Y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.

Salmos 90:14

Debemos pedirle al Señor que día tras día desde temprano su misericordia nos acompañe, que desde que nos levantemos de nuestras camas, esa hermosa alabanza esté en nuestros labios, honrando al salvador de nuestras almas, porque todo lo que tenemos y tendremos se lo debemos a Él.

No te olvides que ese cántico debe ser bueno, y con amor hacia nuestro Dios, porque si Él sabe dar lo mejor, también nosotros debemos darle lo mejor de nosotros.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *