En este instante, pregúntate: ¿por qué adoro a Dios o por qué doy alabanzas a Dios? ¿Cuál es el motivo? ¿Cuál es ese motivo tan especial de alabar a alguien que no puedo ver? Estas son preguntas muy importantes, porque debemos saber las razones por las que adoramos a Dios, a ver si realmente son las correctas.

A continuación vamos a nombrar algunas de las razones bíblicas por las que debemos dar alabanzas a Dios:

1- Él es Santo

La primera razón por la que debemos rendir alabanzas a Dios es porque Él es Santo, y a medida que conozcamos más sobre la santidad de Dios daremos una mejor alabanza a Él. Dios es Santo y entre todos sus atributos diríamos que este es el que más resalta.

Exaltad a Jehová nuestro Dios, Y postraos ante el estrado de sus pies; El es santo.

Salmos 99:5

Simplemente damos gloria a Dios por que Él es Santo y eso le hace merecedor de nuestra mejor alabanza.

2- Por sus grandezas

¿Qué Dios ha hecho por ti? Te aseguro que si estás aquí, que si eres cristiano ya Dios ha hecho muchas cosas por ti, y si no eres cristiano también te aseguro que Dios ha hecho muchas cosas por ti. El simple hecho de que podamos despertar, respirar, tomar agua, aire, comer, vestir, etc, es porque Dios nos permite disfrutar de su grandeza y por eso debemos darle alabanzas a Él.

2 Cantad la gloria de su nombre; Poned gloria en su alabanza.

3 Decid a Dios: ¡Cuán asombrosas son tus obras! Por la grandeza de tu poder se someterán a ti tus enemigos.

Salmos 66:2-3

3- Por su eterno amor

Alabamos a Dios por Jesús, por su eterno amor, por su obra concluida en la cruz del calvario. Le alabamos porque restauró nuestra amistad con el Padre. Le damos alabanzas por su muerte y resurrección, puesto que gracias a ese sacrificio somos salvos. ¡Gloria a Dios por Cristo!.

Así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan.

Hebreos 9:28

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *