Ya en muchas partes del mundo las iglesias han abierto sus puertas para reunirse como de costumbre, pero para algunos gobiernos, esto aún sigue siendo un tema por el hecho de que puede multiplicar los casos de contagio, aunque para muchos fieles esto es un levantamiento del “diablo”, ya que dicen que no hay restricciones en los supermercados y otros sitios.

En el condado de California, ya las personas pueden asistir al templo, pero no pueden cantar. El departamento de salud pública de California dijo lo siguiente:

“Las prácticas y las presentaciones presentan una mayor probabilidad de transmisión de Covid-19 a través de gotas espiradas contaminadas y se debería recurrir a métodos alternativos como la transmisión por Internet”.

Según los centros de control y Prevención de enfermedades, cantar en los cultos es una forma de propagación del virus, ya que mientras cantan salen partículas de saliva.

Hay que tomar en cuenta que California ya ha tenido 24 mil casos de coronavirus y que recientemente tuvo su mayor cifra de contagiados, unos 6,367 casos. Por lo cual, estas cifras han llevado a que las restricciones sean mucho más severas.

La orden emitida también dice:

“Los lugares de culto deben tomar medidas razonables para recordarles a las congregaciones y visitantes que deben usar cubiertas para la cara y practicar distanciamiento físico y que frecuentemente deben lavarse las manos con jabón durante al menos 20 segundos, usar desinfectante para manos y no tocarse la cara”.

Que Dios traiga paz a su amada iglesia y a todo el mundo y que pronto podamos salir victoriosos de esto.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *