Qué bueno cuando vamos delante de nuestro Dios poderoso con alabanzas, cantando salmos a su Nombre, reconociendo que sin Él nuestras vidas no fueran lo que son hoy, y cada una de estas obras maravillosas que ha hecho nuestro Dios nos ayudan a confiar más y más en Él. Demos gloria solamente a Dios.

Reconozcamos que tenemos un Dios que es maravilloso y que su amor y bondad nos inspiran a adorar su Nombre, a glorificar por Sus hazañas maravillosas y porque cada día podemos ver Su obra poderosa de continuo en nuestras vidas.

Cuando con el corazón alabo a mi Dios, Su paz me alcanza, Su amor y Su poder me abrazan, y cuando eso pasa mi espíritu recibe fortaleza y por eso es que mi espíritu se goza tanto en el Señor, que canto para Él con libertad y confianza del corazón.

Hermanos, cuando llega el desaliento en tu vida, solo busca al Señor, ve delante de Él y Él te ayudará, canta porque la paz del Señor descenderá sobre ti dándote tranquilidad para que así puedas continuar alabando el Nombre de Dios con regocijo.

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz.
En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

Juan 16:33

Recordemos bien estas palabras dichas por el mismo Jesús el cual experimentó el maltrato del mundo físicamente y espiritual. Y ante todo esto nos dice, que en Él tenemos paz, claramente nos está diciendo “Confíen en mí”. Así, que, esa paz que hoy nos acompaña viene de Dios, alabemos Su nombre y demos gracias por Sus bondades y por Sus beneficios, cantemos todos los días a nuestro Dios. Su paz siempre estará con nosotros.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *