Hermanos, es bueno que estemos firmes cada día, proclamando la voluntad divina de Dios, dando gracias y cantando alabanzas delante de nuestro Dios Todopoderoso.

Recordemos algo claro, es que en el Señor podemos encontrar firmeza y estabilidad de nuestras vidas. A veces nuestras vidas son afectadas por diversas situaciones, es por eso que debemos estar firmes y alabando al Señor, reconociendo que sin Él no podremos estar firmes. Su poder nos permite estar de pie delante de Dios, no temas, sigue adelante en Su nombre.

Recordemos que cuando cantamos al Señor, muchas cosas ocurren en nuestras vidas, quizás no las veremos al instante, que nuestro Dios está trabajando, oh hermanos. Nuestro Dios está con nosotros y de Él es que vienen nuestras firmezas, por eso confía siempre en el Señor.

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

1 Corintios 15:58

Aquí vemos una carta que Pablo escribe a los corintios, él les está exhortando a esta comunidad cristiana sobre el estar firmes en El Señor. Estando firmes en el Señor podrían lograr que sus vidas continuaran ante cualquier dificultad.

Por eso Pablo les hace un llamado, era importante que estas personas estuvieran atentas porque siempre el enemigo tenía diversas formas para iniciar un ataque.

Pablo dice, estad firmes y constantes, creciendo, porque la obra de nuestro Dios no es en vano, esto es cierto, creamos. Y estando firmes y con gran gozo, cantemos a nuestro Dios y que en alabanzas sigamos adelante porque nuestro Dios se mueve en medio de nuestras alabanzas, alabanzas que salen de nuestros corazones. Amén.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *