Esta, Su gran misericordia es la que siempre nos has sostenido, de día en día hemos visto la mano de Dios obrar de manera poderosa, desde la antigüedad hasta el tiempo presente, porque Dios no cambia, Él sigue siendo el mismo.

Estamos de pie porque Dios lo ha permitido, por eso debemos dar gracias por Su gran amor, por Su bondad y por Su gran misericordia.

En la vida surgen diversas dificultades las cuales no podemos enfrentar con nuestras propias fuerzas. También pensamos que caminamos con los mejores pasos, pero Dios es quien conoce nuestros pasos, Él es quien afirma nuestro caminar y sabe dónde pisamos. Alabemos a Dios por esta su gran misericordia.

3 Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán.

4 Así te bendeciré en mi vida; En tu nombre alzaré mis manos.

Salmos 63:3-4

Seamos agradecidos del Señor y no solo por un momento, sino que siempre vivamos con un pleno agradecimiento hacia Dios, enalteciendo Su nombre, reconociendo que es un Dios de poder y que tiene el dominio de todo.

En los versículos que vimos en este artículo podemos notar la importancia de la misericordia de Dios. Es muy importante porque Él es quien da la vida y es quien la quita. Si estamos vivos, respiramos y podemos dar pasos hacia adelante, es porque Él lo ha querido, solo Él conoce todas las cosas, y nos conoce a nosotros, por eso demos gloria y alabanzas a Dios, Él es maravilloso y su misericordia es por los siglos de los siglos. Amén.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

This article has 2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *