No debemos temer a nada porque Dios está con nosotros, por eso cantemos y veremos murallas caer delante de nuestros pies, cantemos todos delante de todo lo que nos hace frente, porque si cantamos, todo lo contrario a nosotros se derribará en el nombre de Jesús.

No te olvides que cantarás a Dios, pero no queremos que pienses que se trata de un intercambio, no. Solo es que Dios es misericordioso y nos ama. Por eso invoquemos su santo y bendito nombre y no temas a las murallas, solo canta himnos en el nombre del Señor y esa marrulla será quitada delante de ti.

No te olvides que esas murallas fueron puestas por el enemigo, pero si somos sabios clamaremos en voz alta a nuestro Dios para ser socorridos por Él. Así que, no dudemos de lo poderoso que es nuestro Dios. Cantemos salmos, oh demos gracias al Señor, solo a demos gracias Él.

Así como los pajaritos cantan, de mañana cantemos también al nombre de Dios. Es como cuando escuchamos las palomas manifestar su cantar, escuchamos los árboles y la tierra gemir, todo esto fue creado por Dios, y ante Él ellos se inclinan y cantan, y ellos pueden hacer estas cosas, entonces ¿por qué nosotros también no damos una alabanza a Dios?.

Alabemos al Creador, hablemos de sus obras que son maravillosas y poderosas. Anunciemos de día y de noche su majestad.

La alabanza de Jehová proclamará mi boca;
Y todos bendigan su santo nombre eternamente y para siempre.

Salmos 145:21

Al igual que el salmista David y otros podemos decir: “que mi alma y mi ser, mi boca canten alabanzas a nuestro Dios”. Que en día de alabanzas dé sacrificio justo a Dios, que su nombre sea exaltado para siempre, y que con su poder seamos fortalecidos. No dejemos de dar lo bueno, de manifestar esa alegría que sentimos cuando cantamos a nuestro único Dios y salvador.

Él es quien cambia nuestra tristeza en gozo, y es un gozo eterno que corre por todo nuestro interior como un río de agua viva, cuando cantamos a Dios este río corre y nos purifica desde adentro hacia fuera.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *