Cuando cantamos a Dios lo hacemos decididos en su nombre pues de Él recibimos aliento de vida, fuerzas para poder continuar de pie y así poder conocer más y más de Él, de su gran poder y autoridad.

Dios dueño de todo, por eso demos la mejor alabanza a Él, cantemos con el corazón, que esa alabanza sea con amor, con regocijo y en armonía.

Esa fuerza que viene a nosotros, es porque Dios nos la da, no viene sola, es Dios quien hace que sea posible, porque Él es quien nos sostiene, por eso cantemos de su gran amor y majestad.

¿Quién puede permanecer de pie, recibir fortaleza y aliento a su alma por sí solo?. Nadie. Dios es el único que nos llena de su presencia y de Él recibimos un gran apoyo para que seamos gratos y demos a Dios una alabanza que llegue a los más alto.

Que con nuestros cánticos podamos decir que en el Señor hay poder y suya es la gloria, todo depende solo de Él, sin Él nada somos.

Grande es Jehová, y digno de suprema alabanza;
Y su grandeza es inescrutable.

Salmos 145:3

El versículo anterior quiere decir que nuestro cántico debe ser lo mejor para nuestro Dios, en su honor cantemos para siempre.

Dios es digno de todo, Dios merece todo los halagos que pueden existir. Solo a Él debemos darle todo lo mejor. ¿Quién como nuestro Dios? Nada se puede comparar a Él. Nadie puede hacer lo que Él hace, sus maravillas que nos rodean, y que cada día su amor y su misericordia están al nuestro alrededor. Cantemos a nuestro padre celestial día tras día.

Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad,
Y cantarán tu justicia.

Salmos 145:7

Todos proclamemos al Señor, rindamos cánticos de alabanzas, la memoria de su inmensa y bendita bondad. Solo Él es quien hace justicia y quien hace que todas las cosas marchen bien.

Es bueno que cada día seamos gratos y estemos dispuestos a ofrecer alabanzas a nuestro Dios, rendidos delante de Él, dando lo mejor de nosotros a nuestro Dios poderoso y sublime.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *