Todos tenemos planes en la vida, pero no siempre tomamos la decisión correcta y esto se debe a que somos seres humanos y no dioses. Partiendo del punto de que somos personas que cometemos errores, sería muy bueno que antes de tomar nuestras desiciones por más simples que parezcan busquemos una respuesta en Dios, pues de esa manera tendremos una dirección correcta hacia nuestros planes.

En el cristiano no puede estar el orgullo de creer poder resolver todo. Nuestra mayor gloria es despojarnos de nosotros mismos y poner todo lo que somos en Dios y en su voluntad.

El salmista David tenía bien presente esto de pedir la dirección de Dios y por esto dijo:

8 Bueno y recto es Jehová; Por tanto, él enseñará a los pecadores el camino.

9 Encaminará a los humildes por el juicio, Y enseñará a los mansos su carrera.

10 Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios.

Salmos 25: 8-1o

Tenemos suficiente con saber que nosotros somos totalmente depravados y que Dios es bueno y recto, por tanto, ¿no es mejor dejarnos aconsejar por el mismo Dios? Y como el salmista bien lo describe en el versículo nueve : “Enseñará a los mansos su carrera”. Esto quiere decir que Dios es nuestro guía, su Palabra es nuestro timón y por eso debemos dejar que la dirección de todo lo que somos sea llevada por Dios el cual no falla.

De manera que, si tienes planes o decisiones a tomar, no las tomes solo, ve de rodillas, pídele a Dios que te de la mejor respuesta para tu necesidad, de esta manera caminarás mejor.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *