Oh, Señor Dios mío a Ti Te alabaré por siempre, porque Tú has sido bueno para mí, precioso para mí, Tú has sido mi refugio y mi roca de salvación. En momentos difíciles eres Tú quien me ha sostenido.

Debemos alabarte Dios y cantar salmos a Tu bendito y santo nombre, todas Tus obra hechas con Tus manos son perfectas, ¿quién sostendrá al justo, sino Tú Dios, que lo miras desde los cielos?. Por eso te exaltamos y te bendecimos para siempre. A ti la gloria y honra, soberano Dios Tú estás en las alturas.

Te alabaré para siempre, porque lo has hecho así;
Y esperaré en tu nombre, porque es bueno, delante de tus santos.

Salmos 52:9

Tu amor Señor es incomparable, es amor sincero, te compadeces de Tus hijos, Tus misericordias nos acompañan cada día, nos sustentan y nos salvan. Tu infinita misericordia nos llena de paz y seguridad, andamos en valles de sombra de muerte y no perecemos porque Tu luz nos alumbra. Oh, Dios eres nuestro guía.

Dios lo ha querido así para sus hijos, por eso te alabamos de todo corazón, después de Ti no hay otro Dios en el cual podamos nosotros confía a plenitud, sino solo Tú Dios eres nuestro sustento, a Ti te damos la gloria por los siglos de los siglos.

Por eso día a día damos gracias por Tu palabra que son benditas y gran bendición a nuestras vidas, ellas nos muestran todo lo que Tú quieres que hagamos, a través de ellas nos das esperanza y nos llena de luz y de paz, una paz que corre por todo nuestro interior como un río de agua viva.

Alaba a Dios porque Él es digno de ser adorado para siempre, exalta Su gloria por siempre y para siempre. Guardemos su santa y bendita palabra dentro de nuestros corazones, así nos guardará de cosas que querrán impedir que sigamos exaltando a Dios.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *