Alabaré a Dios con mi boca, a Él daré mi mejor adoración, con mis manos levantadas hacia el cielo anunciaré su nombre y hablaré de su gran victoria por todo los siglos.

Con mi boca daré lo mejor de mí, anunciaré su gloria y su majestad, alabaré a Dios mientras yo viva, y diré “cuán bueno y maravilloso es estar adorando al Dios Todopoderoso”.

Canta a Él con tu corazón y tu boca pronuncia las grandeza de Dios por todos los confines de la tierra, porque Él es bueno.

Alabar a Dios nos puede hacer más y más fuertes en Él, porque cuando le alabamos nuestro espíritu se fortalece a través esas adoraciones que rendimos a Él.

Yo alabaré a Jehová en gran manera con mi boca,
Y en medio de muchos le alabaré.

Salmos 109:30

No importa en el lugar donde nos encontremos solo adoremos y rindamos a Él todo loor, porque no nos podemos avergonzar de Él, sino decirle cuán grande son las obras hechas con Sus manos.

Todo el mundo tiene que conocer a Dios, y eso lo harán a través del cantar de la adoración al Padre celestial declarando que Él es grande y majestuoso, poderoso Dios, Él es aquel que hace justicia para con sus hijos.

No dejemos de adorar a Dios, Él es y seguirá siendo bueno, porque ni en la tierra ni debajo de la tierra existe otro como Él.

Por eso cantemos de su gloria y majestad al Dios verdadero, reconozcamos que todo lo que creado por Él debe rendirse y glorificarle solo a Él. Que tu casa y todos los tuyos den a Él alabanzas del corazón y canten también de sus ricas y maravillosas bendiciones. Que en el momento que cantemos los cielos se estremezcan al escuchar las alabanzas de los santos de Dios.

Cuando cantes alabanzas a Dios, hazlo desde el corazón, hazlo no para que las personas te vean sino para que Dios reciba Tu adoración, para que a través de ella sea exaltado el nombre de Dios.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *