Las canción “ya no soy un esclavo” se ha vuelto contagiosa en muchas congregaciones al escucharla de parte de Julio Melgar en su enfermedad, y esto sí que nos ha conmovido, la manera en que la cantó, en medio de un momento sumamente difícil y complicado, y aunque Julio ya no está con nosotros, esta es una canción que seguimos cantando por las letras de la misma.

A manera de no ser ignorantes sobre esta canción, es bueno que sepamos que viene de una traducción del inglés del grupo Bethel Music, titulada: “No longer slaves”.

Ahora, veamos algunas estrofas de la canción y a la vez demos una breve explicación:

Me envuelves hoy con una canción
Melodía de tu amor
Cantas libertad en mi adversidad
Hasta que huya el temor

Ya no soy un esclavo del temor
Yo soy hijo de Dios
Ya no soy un esclavo del temor
Yo soy hijo de Dios

Estos versos nos enseñan que realmente no podemos ser esclavos del temor, porque Cristo nos ha libertado del mismo, y debemos creer y confiar en ello.

Con esto no estamos diciendo que obligatoriamente tiene que desaparecer de nuestro lado la adversidad, sino que en medio de esa adversidad Cristo está con nosotros, por lo cual, el temor debe huir. Recordemos a los discípulos y Jesús en la barca cuando había una gran tempestad, ellos tenían miedo, pero cuando Jesús se levantó y calmó la tempestad entonces el temor desapareció de ellos.

Ese mismo Jesús que estuvo allí en esa tempestad también está con nosotros y por esto podemos cantar melodías de su amor, de lo bueno que Él ha sido con nosotros.

Desde el vientre fuí escogido en ti
Me llamó el amor
De nuevo nací recibido en ti
Tu sangre en mi fluyó

Dios dijo a Jeremías:

Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.

Jeremías 1:5

Dios nos escogió desde antes de la fundación del mundo:

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,

Efesios 1:4

Jesús nos escogió desde antes de la fundación del mundo y nos ha hecho resucitar como nuevas criaturas a través de su muerte y su resurrección.

También dice:

Estoy rodeado
Por los brazos del padre
Estoy rodeado
Por canciones de libertad
Fuimos liberados
De ataduras
Somos los hijos y las hijas
Cantaremos libres

Hermanos y hermanas, somos libres en Cristo Jesús nuestro Señor, hemos conocido la verdad, la verdad de que Él es Dios y Señor y somos hijos, y si somos hijos entonces ya no somos más esclavos del temor.

Y para finalizar, la canción también dice:

Abriste el mar para que yo camine
Tu amor ahogó todo el temor
Me rescataste y hoy yo cantaré
Yo soy hijo de Dios

Recordemos por un momento cuando Dios hizo pasar en pueblo Israel en seco por el mar rojo o por el Jordán. Ese gran milagro de las Escrituras también puede ser contemplado en nosotros, de como hemos pasado por la peor tempestad y aún así Dios nos ha hecho cruzar en seco.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *