Debemos dar pleitesía al único y verdadero Dios, solo Él es digno de cantarle y alabar su santo nombre, su poder es inalcanzable, nadie se puede comparar con Él, Dios es único.

Rindamos honor al Dios Creador de todas las cosas, solo a Él cantemos, oh pueblos cantemos todos a una voz al Dios de nuestra salvación, al que hizo todas las cosas posibles, no dudemos en el momento de postrarnos ante nuestro Dios.

En el libro de Isaías podemos encontrar una declaración que hace el escritor de este libro, él habla acerca de la grandeza de Dios, de lo sublime y altísimo que es Él, que nadie puede alcanzar su infinito poder y majestad. Pero también podemos ver en este libro que habla sobre el consuelo a este pueblo de Sion que a veces pasaba por momentos difíciles.

El autor de este libro le dice a este pueblo las siguientes palabras:

Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas;
él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará;
tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio.

Isaías 40:26

Por eso jóvenes, ancianos, niños, y toda su creación debemos alabar y cantar al nombre del Dios que creó todas las cosas, no temamos porque Dios está con nosotros. Dios sustentará, creamos a Dios, no dudemos porque Él creó todas estas cosas. Entonces creamos en que nada nos apagará el gozo que Él dio cada uno de nosotros. Por eso seamos gratos creamos y cantemos a Dios con todos nuestros corazones.

Día tras día reconozcamos lo poderoso y sublime que es Dios. No olvidemos que su diestra está por encima de nosotros y nos guarda cada día. Habitemos bajo su santa morada, alabemos, cantemos, bendigamos y con nuestras bocas declaremos lo impotente que es Dios en nuestras vidas. Amén.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *