Puedes hacer algo en la vida, y quizá ser muy bueno en ello, pero posiblemente no lo estés haciendo por un propósito real, sino de la manera equivocada. Y de eso hay en todas las tareas de la vida. En nuestras iglesias también hay de ese tipo de personas que hacen algo pero no lo hacen para la gloria de Dios, sino para su propia satisfacción.

Primero que todo, la Biblia nos enseña que todo debe ser hecho para gloria del Señor:

23 Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres;

24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.

Colosenses 3:23

Ahora, volvamos a la pregunta de nuestro encabezado: ¿Por qué eres músico? Si eres músico quiero que contestes esta pregunta con mucha sinceridad en tu corazón.

En lo que he podido ver, existen diferentes tipos de músicos. El primer grupo de músicos son aquellos que les gusta tocar los instrumentos para poder pertenecer a un círculo de personas en las que se sienten contentos. Está el otro grupo que solo quiere tocar para sentirse más importante, para que los demás vean que es un excelente músico, incluso, ese grupo toca hasta por competencia.

Pero, también está ese grupo que toca para la gloria de Dios, que claro, aman la música, pero más que amar a la música, aman primero a Dios.

Se supone que cada músico de nuestras congregaciones debería amar la música, pero sobretodo a Dios, saber que si tocan es para la gloria de Dios y no para competir con lo demás o creer que son importantes.

Si eres músico, ¿a cuál grupo perteneces?

Facebook Comments

Nuestro último video

¿Pueden cantantes famosos recién convertidos tomar oportunidades de una vez?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *