Como no bendecir y glorificar el santo y glorioso nombre de Dios, cantemos a Él por su grande amor y porque su gracia nos sostiene todos los días.

Solo a Dios debemos dar la gracias, levantar nuestras manos, cantar gozo y celebrar su victoria en todo el mundo. Que cada día nuestras alabanzas sean dirigidas solo a Él, no callemos delante de Él. Que nuestro ser se rinda por completo en alabanzas a nuestro Dios santo y poderoso.

No hay otro que pueda recibir de nosotros las alabanzas y cánticos, solo hay uno que se merece todo, que nuestros corazones alaben a Dios, que nuestras bocas pronuncien lo bueno y maravilloso de las obras que se encuentran en Él.

1 Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y el firmamento anuncia la obra de sus manos.

2 Un día emite palabra a otro día, Y una noche a otra noche declara sabiduría.

Salmos 19:1-2

David dijo que los cielos cuentan la gloria de Dios, y lo que hay en el firmamento anuncia de Su poder y su grandeza. Nosotros  también podemos dar más ya que somos una creación perfecta y hecha a su imagen y semejanza. Cantemos a su nombre.

Podemos notar las obras hechas por sus manos cuando miramos a nuestro alrededor y vemos todo lo que nos rodea, lo maravilloso que es todo lo creado por Él. Es por eso que debemos gozarnos y alegrarnos en el Señor, vivir gozosos, cantando alegres y sin amargura porque con Él gozo no habrá tristeza ya que Su poder y Su amor nos sostienen de día y de noche.

David se sentía confiado en sus momentos más tensos, ya que Dios siempre estaba atento. Vemos el agradecimiento de David hacia Dios pero, ¿cómo notamos esto? Los salmos escritos por David nos muestran las adoraciones y cánticos que Él depositaba hacia Dios.

Te alabaré, oh Jehová, entre los pueblos; A ti cantaré salmos entre las naciones.

Salmos 108:3

Por eso todas las naciones y sus líderes deben postrarse y rendir adoración y tributo a Dios, cantemos todos a una voz a Dios quien vive y reina por los siglos de los siglos, Él fue que una vez estuvo muerto, pero ahora vive para siempre. Todos reconozcan su poder y amor.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

This article has 4 Comments

  1. Buen día!
    Alabó y glorificó a mi Dios por su amor, bendiciones y por las duras experiencias que ha permitido viva ya que con ello mi Fe y confianza en El se ha incrementado.
    Le alabó especialmente por mi salud y la de mi familia durante estos días en los que todos estamos en peligro de adquirir ese terrible virus y por consecuencia con la posibilidad de perder nuestras vidas.
    Dios es amor!, Dios es bueno! Dios es todopoderoso! Alabado sea por sobre toda la faz de la tierra. Amén, Amén y Amén.
    Feliz día! Dios les bendiga.

  2. Te pido por mi y mi familia que Nos cuides y nos protejas de todo peligro mi señor te lo pido con todo mi corazón porque se que tú poder es grande y que tú estás con todo el mundo Glorifícate mi señor en todo el mundo porque tú eres grande Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *