Algo que debemos notar cada día es acerca de nuestra cernía hacia Dios, porque esto debe ser de esta forma, claro. Porque cuando estamos mas cerca de Dios podemos entender más y más lo que no entendíamos. Dios es misericordioso.

Cuando cantamos a Dios nuestro espíritu recibe un total alivio, nuestro ser cambia, recibimos fuerzas de parte del padre celestial. Por eso siempre debemos dar a Dios el cual es nuestro Rey, dar alabanzas solo a Él.

Nuestros corazones deben estar rendidos delante de Él, dando gloria, majestad y honra, cánticos que salgan de lo más profundo de nuestros corazones y así las aflicciones que teníamos se irán por completo.

Cuanto cantamos de su nombre, llega la alegría y se va la tristeza, gozo y fortaleza te acompañarán todos los días de tu vida, por eso no mires el problema que tengas, no mires lo débil que te sientas espiritualmente, solo canta en el nombre de Jesús y muchas cosas cambiarán en tu vida diaria.

Es bueno que mantengas una buena vida devocional con el Señor, y así tu vida siempre será diferente y con más anhelo podrás cantar salmos en nombre del Señor.

Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.

Salmos 103:1

¿Por qué no cantar maravillados el nombre de Dios, si Él has sido y siempre seguirá siendo bueno con nosotros?. Donde quiera que nos encontremos Él estará cuidando de nosotros, cubriéndonos con sus alas.

Por eso es que debemos dar lo mejor de nuestro espíritu, alabarle desde lo más profundo de nuestra alma, que sea como dice el Salmista David, cuando estaba ordenando a su alma a alabar a Dios, que solo rindiera adoración a Él.

No miremos los errores que cometemos, no miremos las dificultades que nos persiguen, no tengamos miedo de lo que no nos puede hacer frente, sino digamos que Dios está frente de todo, que Él te ayudará, en tus momentos mas difíciles te cubrirá y dará a tu vida la paz y el amor que necesitas.

Por eso alaba a Dios en las pruebas canta solo a Él, porque Él es tu Dios fuerte y glorioso.

Sea llena mi boca de tu alabanza, De tu gloria todo el día.

Salmos 71:8

Nunca te olvides de tu vida de devocional con Dios, mantén esa relación con Dios y desecha todos los pensamientos malos que día a día lleguen a tu vida. Dios está contigo, canta y gózate en la hermosura.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *