Hoy en día muchas personas sean olvidado de los himnos de gloria, muchos conocemos este himnario que posee un gran tesoro, y este tesoro es una lista de canciones grandiosas que al cantarlas nos elevan al cielo por sus letras escritas por personas conectadas por Dios todopoderoso.

Por eso te traemos una lista de himnos populares del Himnario de gloria y triunfo.

1- La siembra

Como servidores del Señor, se nos ha encomendado algo muy importante y es, que debemos llevar la palabra a todos aquellos que aún no la conocen. Esa es nuestra misión. Dios hará todas las demás cosas que faltarán para que esa persona llegue a sus caminos.

Sembraré la simiente preciosa
Del glorioso evangelio de amor;
Sembraré, sembraré mientras viva,
Dejaré el resultado al Señor.

Sembraré, sembraré,
Mientras viva simiente de amor.
Segaré, segaré,
Al hallarme en la casa de Dios.

2- Cuando allá se pase lista

Es evidente que la misma Biblia nos habla de aquel momento tan glorioso, donde se abrirán todos los libros y uno es el libro de la vida, y todo aquel que no se halle inscrito en él no entrará al gozo del Señor.

Cuando la trompeta suene
en aquel día final,
y que el alba eterna rompa en claridad;
Cuando las naciones salvas
a su patria lleguen yá,
y que sea pasada lista, allí he de estar.

En aquel día sin nieblas,
en que muerte ya no habra,
y su gloria el Salvador impartirá;
Cuando los llamados entren
a su celestial hogar,
y que sea pasada lista, allí he de estar.

Cuando allá se pase lista,
Cuando allá se pase lista,
Cuando allá se pase lista;
A mi nombre yo feliz responderé.

Si quieres saber más sobre este glorioso himno, te recomendamos visitar nuestro artículo origen del himno Cuando allá se pase lista.

3- En la cruz

Este fue un hecho que marcó al mundo. el padecimiento de nuestro Señor en la cruz, donde dio todo por la humanidad, y esta canción habla de una gran verdad.

Me hirió el pecado, fui a Jesús,
Mostrele mi dolor;
Perdido errante, vi su luz,
Bendíjome en su amor.

En la cruz, en la cruz,
Do primero vi la luz,
Y las manchas de mi alma yo lavé
Fue allí por fe do vi a Jesús,
Y siempre feliz con él seré.

4- ¡Firmes y adelante!

La firmeza en el Señor es lo que primero debemos tener así como nos dice esta canción del himnario. En ningún momento debemos temer. Dios está en todo momento de dificultad con nosotros. Su fortaleza es nuestra fuerza.

¡Firmes y adelante! Huestes de la fe,
Sin temor alguno, que Jesús nos ve.
Jefe soberano, Cristo al frente va,
Y la regia enseña tremolando está.

Firmes y adelante, huestes de la fe,
Sin temor alguno, que Jesús nos ve.
Al sagrado nombre de nuestro Adalid,
Tiembla el enemigo y huye de la lid.
Nuestra es la victoria, dad a Dios loor;
Y óigalo el averno lleno de pavor.

5- Entera Consagración

Si vamos a seguir a Cristo, tenemos que hacerlo con una entera consagración, sirviendo rectamente delante de Él con todo el corazón.

Que mi vida entera esté
Consagrada a Ti, Señor;
Que a mis manos pueda guiar
El impulso de Tu amor.

Lávame en tu sangre, Salvador,
Límpiame de toda mi maldad;
Traigo a Ti mi vida para ser, Señor,
Tuya por la eternidad.

6- En el monte Calvario

En esa cruz fue que nuestro Señor tuvo el dolor más grande de todas la historia de la humanidad. Así como lo expresa esta canción, fue allí que Él murió por nuestros pecados. Por eso debemos amar a Aquel que sin mirar a atrás fue y se entregó y padeció y hasta fue golpeado y humillado por nuestra causa.

En el monte Calvario estaba una cruz,
Emblema de afrenta y dolor,
Mas yo amo a Jesús pues murió en dicha cruz
Por salvar al más vil pecador.

¡Oh, yo siempre amaré esa cruz!
En sus triunfos mi gloria será,
Y algún día en vez de una cruz,
Mi corona Jesús me dará.

7- Cuán dulce paz

En el mundo no hay paz, porque el dueño de la paz es el Señor y sólo Él tiene esa paz que muchos hoy en día no tienen, y la razón por la cual muchos no tienen esa paz, es porque no tienen a Jesús.

En el fondo de mi alma hay una dulce quietud
Se difunde embargando mi ser
Es una Calma infinita que sólo podrán
Los amados de Dios comprender.
Paz, paz, cuán dulce paz.
Es aquella que el padre me dá.
Yo le ruego que inunde por siempre mi ser
En sus ondas de amor celestial.

Son muy pocos los cantantes cristianos que escriben una canción basada en la Biblia, pero tenemos otros que, están siempre estudiando la Biblia para escribir un canciones que tenga que ver con el evangelio. ¿Conoces algún otro himno muy popular? Déjanos un comentario.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *