En medio de cada proceso de la vida debemos mantener una alabanza en nuestros labios, y esa alabanza es que Dios es Todopoderoso, que en medio de las adversidades de la vida, aunque el mar está agitado sepamos que ahí en nuestra barca está Jesús para calmar la tempestad más terrible.

De cada proceso podemos aprender algo, ya que Dios utiliza esas adversidades para moldearnos más al carácter de Cristo. Además de esto, en esos momentos tan terribles de la vida podemos sacar nuestra mejor alabanza para Dios, adorarlo en medio de la más cruel tempestad, saber que Él está ahí, sí, aún cuando todo parece gris saber que Dios es Todopoderoso.

Hay unas palabras dichas por Habacuc que nos pueden consolar grandemente en este día:

17 Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales;

18 Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación.

19 Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar. d Al jefe de los cantores, sobre mis instrumentos de cuerdas.

Habacuc 3:17-19

Aunque nos falte todo, aunque no hayan alimentos, aunque estemos en medio de la enfermedad, aunque estemos pasando por el proceso más terrible, aunque nos llegue lo peor de lo peor, con todo eso, nos gozaremos y nos alegraremos en el Dios de nuestra salvación.

Aunque no tengamos nada de nada, con todo eso entregamos diariamente nuestra mejor alabanza a nuestro Dios porque Él es Dios Todopoderoso y nos sostiene en cada momento de nuestras vidas.

Aunque tiemble el universo y se remuevan los cimientos de la tierra, aunque esta tierra se parta en dos, con todo eso, daremos gloria y honra a nuestro Dios.

Te invitamos a entregar tu mejor alabanza a Dios en medio de cualquier tribulación que estés pasando. Dios es bueno y poderoso para mantenernos firmes hasta el final.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

This article has 2 Comments

  1. Buen día, a nuestro Dios grande, al único que tiene toda autoridad, la honrra, la gloria, la alabanza y soberanía, por medio de su hijo Jesucristo nos regaló su salvación, amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *