Oh, hermanos cuán grande es nuestro Dios que desde los cielos hace mostrar Su gloria sobre toda la tierra. Su presencia es magnífica y Su poder es grande, por eso alabamos al Señor porque Él es Rey de todas las cosas. Señor, recibe las alabanzas de Tu pueblo.

Pueblos todos, batid las manos, cantad al Dios de Israel, cantemos alegres delante de nuestro Dios poderoso. Oremos con cánticos de alabanzas al Señor, porque Su misericordia nos sostiene cada día. Por sus obras maravillosa, por Su poder que es inalcanzable, porque nos mira desde los cielos. Recordemos el nombre del Dios Todopoderoso con cánticos.

1 Cantad a Jehová cántico nuevo, Porque ha hecho maravillas; Su diestra lo ha salvado, y su santo brazo.

4 Cantad alegres a Jehová, toda la tierra; Levantad la voz, y aplaudid, y cantad salmos.

Salmos 98:1,4

Este es un cántico por la justicia de Dios, Dios es el único que nos puede hacer justicia ante las personas que practican tales cosas que van en contra del Altísimo.

El pueblo de Israel siempre podía ver la mano de Dios obrar en la injusticia de los demás pueblos, por eso este da cánticos por Su justicia y por Su misericordia. En verdad este pueblo pudo ver la mano de Dios, no solo una vez sino que siempre estaba con ellos.

Recordemos el nombre de Dios cada día, porque el Dios de la antigüedad todavía es el mismo Dios, no cambia y no ha cambiado en nada. Alabemos Su Santo nombre para siempre, Él es el que vive y reina por los siglos de los siglos.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *