¿A quién debemos todo lo que tenemos, lo que somos, y todo lo que Él nos ha prometido? ¿No es a Dios? Es Él, que tiene el control de todas las cosas, bendigamos Su majestad, reconozcamos Su poder sobre todas las cosas.

¿Quién subió al cielo, y descendió?

¿Acaso este no es el Rey de reyes y Señor de señores que puede hacer todas las cosas posibles?. Por eso alabemos Su Santo y bendito nombre, demos un grito de alabanzas solo a Él.

¿Quién encerró los vientos en sus puños?

Dios grande y fuerte, poderoso y Rey y dueño de los ejércitos más grandes de todo el mundo y del universo, porque todos somos suyos y creación hecha por Él. Postrémonos y reconozcamos Su gloria y poder porque suyos son.

¿Quién ató las aguas en un paño?

Él es quien tiene en Sus manos los mares, los ríos corren por sus manos, de Él brotan todos. Alabemos a nuestro Dios por este hecho maravilloso, cantemos anunciando que el es el único Rey poderoso. A Dios sea la gloria, la honra y las alabanzas por los siglos de los siglos. Amén.

¿Quién afirmó todos los términos de la tierra?

El gran Creador y buen Señor. Él fue el perfecto diseñador de esta Creación. Dios sublime. Que dividió las aguas de las aguas, puso seco donde no había, brotaron árboles de donde no había, hizo todo lo que se mueve en el mar, creando monstruos marinos y controlándolos así mismo. ¿Y no debemos alabarle por estos hechos maravillosos?

¿Quién es Él?

Él es el gran yo soy, alfa y la omega, el primero y el último, no hay otro como Él, ni lo habrá. Él es grande y poderoso, su poder no se puede comparar con nadie más. Alabemos a Dios, cantemos de su poder por los siglos, Él vive. Suya es la eternidad.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *