El salmos 148 es un salmo muy cercano al salmo 150 que nos habla claramente sobre alabar a Dios con todo lo que somos y lo que tenemos. También hace referencia a que todo lo que fue creado por Dios le alabe, porque Él es su Creador y si tienen vida es porque Él así lo permitió, por eso alabemos su santo nombre toda su creación.

Veamos que nos dicen en los primeros versículos del salmo 148:

1 Alabad a Jehová desde los cielos;
Alabadle en las alturas.

2 Alabadle, vosotros todos sus ángeles;
Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.

3 Alabadle, sol y luna;
Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.

4 Alabadle, cielos de los cielos,
Y las aguas que están sobre los cielos.

Salmos 148:1-4

Podemos ver el poderío y la majestad de Dios sobre todo lo creado, podemos ver cómo el escritor de este salmo hace mención de todas estas cosas, no solo mandaba a alabar a los habitantes de la tierra, sino que también manda a las estrellas y a los ángeles a alabar a Dios.

Es así como debe ser porque todo lo que este escritor está mencionando fue creado por nuestro Dios y por eso debemos rendir alabanzas delante de Él. Dios es poderoso y merece toda la exaltación de toda su creación, que la luna dé alabanzas con su esplendor, y que las aguas que están sobre los cielos desciendan en alabanzas a Dios, que todos en un mismo mover adoren a Dios.

Aquí podemos ver que es una orden, esto es para que todos adoren y canten a Dios, no creamos que estamos solos, hubo y hay un Creador al cual debemos dar alabanzas para siempre. Amén.

Quizás también te interese:

Quizás también te interese:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *