Todo lo que hagamos para el Señor debemos hacerlo con amor y con firmeza porque el Señor es bueno con nosotros todos los días. Si vamos a cantar de su santo y bendito nombre, debemos hacerlo con todo el amor que hay en nuestros corazones.

Cuando iniciamos algo, debemos estar firmes y no desmayar sino dando gracias y loor delante de Dios, porque sus mismas palabras nos hablan sobre cada una de estas cosas, que debemos hacer todo bien para Dios. Por eso, si vamos a dar cánticos nuevos a Dios, debemos hacerlo con firmeza en Él.

Es bueno que nuestra fidelidad hacia Dios sea para siempre y no por un momento, que si dijimos “es aquí que adoraremos a nuestro Dios para siempre”, pues, aunque soplen vientos y venga tempestad, no nos apartemos de lo que prometimos a Dios, porque Dios es fiel y su fidelidad se mantiene para siempre. Por eso ¡oh pueblos! todos batid las manos y cantad en el nombre del Dios todopoderoso que vive y reina para siempre.

Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre,
porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Isaías 25:1

Podemos ver en este versículo 1 del capitulo 25 del libro de Isaías, que el Señor ha sido fiel de tiempo en tiempo, nunca ha apartado sus promesas de nosotros. Por eso todos debemos exaltar el nombre de Dios, cantar a Él con amor y regocijo.

Demos gracias porque Él es bueno y para siempre son sus misericordias, por eso debemos rendirnos delante de Él, solo a Él rindamos todo. postrémonos delante de Él, adoremos, glorifiquemos su bendito nombre, que nuestras almas pronuncien la grandeza y fidelidad de Dios.

Unidos siempre, unidos pueblo de Dios, cantemos a Dios, siempre postrados miraremos al cielo y cantaremos en su nombre, diremos “cuán grande Señor son tus obras y cuán rectos son tus caminos”. Cantemos, alabemos, demos gloria y alabanzas solo a Él. Que nuestra boca y nuestra lengua den gritos de júbilo y palabras de honra a nuestro Dios poderoso.

Oh, Señor mi alma te anhela y quiere cada día alabarte. Es bueno que así como leemos en el libro de los salmos, tomemos un ejemplo de David, cuando decía que su alma debía alabar y bendecir su nombre. Así que, seamos firmes en todo para Dios, y cantemos siempre para Él.

Facebook Comments

Nuestro último video

¿Peliculas cristianas que se van a estrenar en el 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *