El pasado domingo 18 de noviembre, Kanye West fue parte del escenario de la iglesia LakeWood que pastorea Joel Osteen, donde estaría impartiendo en unos 20 minutos su testimonio de conversión al cristianismo.

El cantante afirmó que el diablo se había robado todos los buenos artistas, productores y diseñadores. También dijo a las personas allí congregadas que veía venir un gran cambio en el mundo, porque ahora, “el mejor artista que Dios ha creado está aquí trabajando para Él”.

El artista también criticó a los clubes de striptease por transmitir imágenes a los niños para que estos estén más inclinados a unirse a tal cosa. También tildó a estos clubes de tráfico sexual.

Kanye entiende que los cristianos no poseemos ninguna gloria, que solo debemos caminar como Cristo, arrepentirnos, pero que toda la gloria solo pertenece a Jesús.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *