Con mis labios oh, Señor daré a alabanzas porque Tú eres mi Dios santo y verdadero, solo a Ti con mis labios pronunciaré al estar delante de Ti mi Dios.

Alabemos a nuestro Señor con nuestros labios, honremos a Dios en todo tiempo porque Él merece la gloria y el honor, Él es digno de ser exaltado y glorificado, por eso demos loor a Dios con nuestros labios, nosotros todos sus santos a Él bendigamos por los siglos de los siglos.

Pero no solo con mis labios, sino que también podemos adorar a Dios con nuestros hechos, levantando nuestras manos, y que nuestro corazón y alma unidos den un clamor al Dios que vive y reina para siempre.

Porque mejor es tu misericordia que la vida; Mis labios te alabarán.

Salmos 63:3

Debemos alabar a Dios por su misericordia tan grande que tiene con nosotros.

Oh, Dios Te alabamos por el amor y la compasión que tienes con nosotros, Tu misericordia nos sostiene día tras día. Este salmo nos habla muy claro de la misericordia de Dios para con nosotros.

Rindamos nuestra mejor alabanza al Rey de reyes y Señor de Señores, Dios de los ejércitos, alabemos siempre con nuestros labios al Dios de nuestra alma, y sobre todo, su misericordia es más importante que todas las cosas que nos rodean. Demos lo mejor a Dios porque Él se lo merece.

Dios es Dios. Por eso debemos tener en cuenta cada día, Él siempre será Dios y su misericordia estará por encima de todo.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *