Algo que debemos tener en cuenta a la hora de alabar a Dios, es que debemos alabarlo sin pensar en los beneficios que vamos a tener, porque Dios ya sabe todo lo que necesitamos.

Es mejor preocuparnos porque su nombre se honrado y glorificado día tras día. A veces vemos muchas personas afanadas por recibir un milagro o algo que ha estado esperando de parte del Señor. Esta desesperación de algunas personas es porque no confían en el Señor, solo se preocupan en el problema que tienen.

La bendición de Jehová es la que enriquece, Y no añade tristeza con ella.

Cada día enfoquémonos mas en exaltar su glorioso nombre, sin importar los problemas que vengan. Dios siempre debe ser alabado, por sus buenas obras, por su poderío, y por todo lo que está encima de nosotros, debajo de nosotros, y hasta en lo más profundo. Que alabe a Dios.

1 Alabad a Jehová desde los cielos;
Alabadle en las alturas.

2 Alabadle, vosotros todos sus ángeles;
Alabadle, vosotros todos sus ejércitos.

3 Alabadle, sol y luna;
Alabadle, vosotras todas, lucientes estrellas.

4 Alabadle, cielos de los cielos,
Y las aguas que están sobre los cielos.

5 Alaben el nombre de Jehová;
Porque él mandó, y fueron creados.

6 Los hizo ser eternamente y para siempre;
Les puso ley que no será quebrantada.

7 Alabad a Jehová desde la tierra,
Los monstruos marinos y todos los abismos;

8 El fuego y el granizo, la nieve y el vapor,
El viento de tempestad que ejecuta su palabra;

9 Los montes y todos los collados,
El árbol de fruto y todos los cedros;

Salmos 148:1-9

Lo más recomendable es acordarse de lo bueno que es Dios y no de los problemas que tenemos día a día. Él tiene que ser alabado por encima de todo, su nombre puesto sobre todos los pueblos así como nos dice el salmo 148. Aquí nos está mandando a adorar a Dios. Todo lo que existe, en donde quiera que estemos, adoremos su santo nombre, porque de las cosas nos asedian cada día, Dios se encargará.

Hagamos esto y nuestras vidas cambiarán, alabamos su nombre, como ya dijimos anteriormente. Alabemos no por los beneficios que obtendremos de Él, sino porque todos los días Él renueva sus misericordias para con nosotros. Por eso alabemos.

10 La bestia y todo animal,
Reptiles y volátiles;

11 Los reyes de la tierra y todos los pueblos,
Los príncipes y todos los jueces de la tierra;

12 Los jóvenes y también las doncellas,
Los ancianos y los niños.

13 Alaben el nombre de Jehová,
Porque sólo su nombre es enaltecido.
Su gloria es sobre tierra y cielos.

14 El ha exaltado el poderío de su pueblo;
Alábenle todos sus santos, los hijos de Israel,
El pueblo a él cercano.
Aleluya.

Salmos 148:9-14

Claramente esto es un mandato, que todos sus santos le adoren solo a Él, que exalten donde quiera que estén. Todos alaben a Dios, tribu, nación, jóvenes, niños, doncellas, ancianos, príncipes, jueces, y todos los reyes de toda la tierra eleven su voz dando gloria poder y majestad al Dios que vive y reina por los siglos de los siglos.

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *