Ya hemos escrito mucho sobre la alabanza y la adoración y continuaremos haciéndolo, pues este es un tema muy abordado en las Escrituras, ya que a lo largo de la misma encontraremos innumerables versículos bíblicos que nos enfatizan en la importancia de alabar y adorar al que es por los siglos de los siglos.

A continuación te dejamos siete versículos de la Biblia sobre la adoración y la alabanza a Dios. Cada uno de los versos bíblicos está acompañado de una breve explicación.

Adorar en todo momento

Debemos adorar a Dios en todo momento, ya sea estemos felices o tristes, en pobreza o riqueza, en salud o enfermedad, no debemos hacer distinción para adorar o no adorar a Dios. Job tenía esto bien claro, pues adoró a Dios en un momento donde recibió noticias trágicas, una detrás de otra.

20 Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró,

21 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito.

Job 1:20-21

La alabanza es sólo para Dios

Sólo de Dios es toda la gloria y la alabanza, él no comparte esto con nada ni nadie.

Yo Jehová; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

Isaías 42:8

Lo que Dios exige

En Deuteronomio 10, Dios exige al pueblo temerle, andar en sus caminos y servirle con todo corazón y alma (versículo 12). Además de guardar sus estatutos, también les exige servirle sólo a Él (versículo 20), y Él debe ser  el objetivo de la alabanza porque grandes cosas hizo con ellos:

El es el objeto de tu alabanza, y él es tu Dios, que ha hecho contigo estas cosas grandes y terribles que tus ojos han visto.

Deuteronomio 10:21

¿El lugar correcto para adorar?

En los tiempos de Jesús se debatía sobre cuál era el lugar correcto para adorar a Dios, pero Jesús dijo que se vendría el día y la hora en que no importará el lugar en que estés adorando, sino que lo hagas en Espíritu y en verdad:

20 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.

21 Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.

Juan 4:20-21

Si quieres profundizar más sobre este tema te invitamos a leer el artículo La adoración de un verdadero adorador y también La verdadera adoración al Padre.

Sacrificio de alabanza

En el apartado anterior hablamos de adorar en Espíritu y en verdad, y es que la alabanza no debe ser solamente de los labios para afuera, no es algo mecánico, la alabanza es un fruto, la alabanza viene de personas que confiesan el nombre de nuestro Dios:

Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre.

Hebreos 13:15

Cántico de alabanza y de adoración

Sabemos que los salmos nos instan a alabar y adorar a Dios, pero hay un salmo en especial que nos dice claramente que tenemos que llegar donde Él con cánticos y alabanzas:

Lleguemos ante su presencia con alabanza;
Aclamémosle con cánticos.

Salmo 95:2

¿Y por qué debemos hacer esto? El versículo 3 del salmo 95 nos da la respuesta: “Porque Jehová es Dios grande,
Y Rey grande sobre todos los dioses”. Cantemos y alabemos delante de Él, ¡Aleluya!

La adoración celestial

Hemos dicho incansables veces que fuimos creados para adorar a Dios. Adoramos a Dios aquí en la Tierra y seguiremos adorándolo por la eternidad de eternidades.

10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Apocalipsis 4:10-11

Facebook Comments

Nuestro último video

Oración para cuando estás afligido

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *