Cantante lesbiana brasileña lanzará álbum cristiano, dice “Dios habló conmigo”

El progresismo también quiere entrar a la iglesia, y no silenciosamente, sino alegando que tienen el derecho de servir a Dios tales y como son, sin ningún cambio, presumiendo escuchar la voz de Dios, donde éste les dice qué hacer, pero curiosamente nunca les dice nada sobre sus pecados.

El Dios de la Biblia nunca obvia el pecado, siempre su interés fue y será que todo ser humano se arrepienta de sus malos caminos, que experimente un cambio para así mostrar la luz al mundo, pero, ¿un pecador no transformado predicando a las almas? Nada de eso.

Y justamente este es el caso de una famosa cantante brasileña llamada Ludmilla, que tiene una relación sentimental con otra mujer y dice que Dios le habló para que lance un álbum  de música cristiana. Además de estar sentimentalmente con otra mujer, la artista es conocida porque sus canciones apoyan las drogas y los bailes que se realizan en la misma son muy sensuales, se usa escasa ropa, entre otras cosas que no podemos mencionar.

La cantante brasileña también dijo que este álbum «cristiano» sería de su autoría:

Me habló y me pidió que creara la célula grande, llamando a más personas a las reuniones. Ahora, me pidió que llevara Su Palabra a más personas y escribí algunas canciones. Soy compositora y estoy escribiendo música para mi Padre, Dios.

Jesús, en un momento dado tuvo que combatir con el pensamiento moderno de que podemos ser hijos de Dios y no practicar obras meramente cristianas:

Respondieron y le dijeron: Nuestro padre es Abraham. Jesús les dijo: Si fueseis hijos de Abraham, las obras de Abraham haríais.

Juan 8:39

Luego de esta cuestionante tan razonable de parte de Jesús, Él les dice:

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Juan 8:44

Se está volviendo normal en estos días, escuchar o leer personas que no conocen de Dios decir que que han escuchado Su voz o que le mandan a realizar tal tarea, cuando no se ven siquiera preocupados por reparar sus propios pecados.

Ludmilla sin duda alguna ha sufrido las consecuencia de un gran público cristiano que no está de acuerdo con lo que está haciendo, a lo que ella responde:

No me preocupan los que me odian. De hecho, me encanta que me desafíen. Cuanto más me desafían, más cosas hago. No hay problema, canto funk y gospel, no lastimo a nadie. Dios me bendice en todo lo que hago.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *