Bart Gee es un hombre que sufre de artrogriposis, un síndrome que provoca que sus músculos no se desarrollen correctamente, por lo que no puede ponerse de pie ni sostener nada con las manos.

Los médicos decían que Bart nunca andaría ni sabían si iba tener fuerzas para siquiera sentarse. Según este diagnóstico, tocar el piano iba a ser imposible, pues tampoco se sabía si Gee iba a desarrollar fuerzas para presionar una tecla.

Pero, contra todo pronóstico, a la edad de cinco años Bart Gee comenzó a tocar el piano y poco a poco fue consiguiendo hacer más cosas. Pudo convertirse en un pianista talentoso a pesar de su condición física. También puede practicar deportes como tenis de mesa, billar, natación y hasta completó tres triatlones. Si todo esto te parece impresionante también maneja un carro.

El testimonio de Bart Gee ha transformado a muchas personas y su música ha sido de bendición, pues hay testimonios de personas que han sido fortalecidas y ayudadas a través de la misma.

Pidamos a Dios que nos ayude a ser igual que Bart, él logró lo que otros creían imposible. ¿Cuántas personas cuentan con más capacidades físicas y recursos que Bart pero se rinden ante el primer obstáculo? Que nuestro Dios nos ayude, nos aumente la fe y que nos ayude a ser de bendición a otros como lo ha sido Bart Gee:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *