Y si fuésemos a contar una grandiosa historia,  hoy podemos narrar un poco la de la actriz  Cally Magalhaes, quien en el año 1998 fue hacia Brasil para trabajar con niños de la calle, y en ese entonces Dios conmovió su corazón y fue allí donde sintió el llamado.

Hoy día, Cally dirige un psicodrama en una de las cárceles de Brasil.

La actriz destacó este hecho como una locura, ya que no sabía nada sobre Brasil y tampoco sabía hablar el idioma portugués, pero ya se encontraba involucrada con la iglesia local, pero, independientemente de todos los obstáculos y desconocimientos ella sabía que tenía que estar ahí.

Ella pidió una señal al Señor y dice que esa señal prontamente fue respondida, ya que mientras caminaba por una calle en Inglaterra vio un letrero amarillo que decía «Brasil».

Pero no todo pinta color de rosa, cuando se trata de una obra importante siempre habrán impedimentos y cosas que querrán nublar nuestros pensamientos para que no hagamos las cosas que Dios ya ha determinado. Y Cally se iba a encontrar esos terrores, ya que cuando se instaló en Brasil, en un barrio de escasos recursos, tuvo que presenciar la muerte de unas 9 personas.

Pero nada de esto fue suficiente para detener los planes de Dios, ya que en ese momento Cally sintió esa paz que la acompañaba, la paz de Jesús.

Actualmente sigue con la gran encomienda, llevando el Evangelio en las cárceles de Brasil y dirigiendo un programa de psicodrama.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *