Es cierto que en el mundo secular la música es más para entretener que para cualquier otra cosa, allí la música es para expresar frustraciones, para elevar el ego, para hablar cosas morbosas; y de esta manera se mantiene entretenidas las masas, dándoles lo que ellos quieren.

Ahora hablemos de la música cristiana, ¿para qué se supone que debe ser la música cristiana? ¿Debe ser para entretener a las personas y darles lo que ellos quieren? Es muy lamentable que hoy en día muchos productores de música cristiana lo tomen de ese lado y quieran ligarlo al mundo del entretenimiento. ¿Cuándo notamos eso? Cuando la música es solo batería, guitarra y piano, pero no vemos nada que glorifique a Dios. Aquí no estamos hablando de géneros musicales, más bien, estamos hablando de que la música cristiana debe ser única y exclusivamente para adorar a Dios y para edificar vidas.

Todo lo que nosotros hacemos en la vida cristiana debe ser para dar gloria a Dios, pues, la Biblia nos lo dice una y otra vez:

En conclusión, ya sea que coman o beban o hagan cualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios.

1 Corintios 10:31

La música cristiana no es un entretenimiento, y en la Biblia nunca fue un entretenimiento. Debemos escribir y cantar música que glorifique a Dios y no hacer lo mismo que hacen en el mundo secular: “Hacer música para las masas y podrir la sociedad”. Hemos sido llamados para salvar vidas y hoy en día necesitamos mucho de canciones con un alto contenido bíblico, pero esto solamente se logra entendiendo que lo que hacemos es para Dios.

Síguenos:

Facebook Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *