Haced todo para la gloria de Dios

Desde un principio la gloria de Dios ha sido muy codiciada, el hombre ha querido poseer esa gloria que solo a Dios pertenece. El hombre siempre ha querido ser reconocido, recordado por todos y creerse el gran personaje de la creación, pero esto no es así hermanos, Dios es el gran personaje de toda la creación, el hombre no es el todo de la creación, Jesús es el todo de la creación y todo lo creado ha sido para satisfacer la voluntad divina de nuestro Dios.

La Biblia nos relata que Dios no comparte su gloria con nadie, también hay otro pasaje de la Biblia en el libro de Hechos que nos dice que el rey Herodes no daba la gloria a Dios y Dios frente a todo el pueblo hizo dar a notar de quién es la gloria. Es muy común ver en nuestros días como ciertos hombres quieren robar la gloria a Dios y creer que son la gran cosa, sin embargo, la Biblia dice que toda rodilla se doblará, no importa cuan poderoso se sientan, también dice que toda lengua confesará que Jesús es el Señor.

El apóstol Pablo dijo:

31 Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.

1 Corintios 10:31

Realmente debemos entender nuestra posición, nuestra posición no es brillar o ser la figura principal, ¡no! Nosotros solamente somos vasos de barro donde Dios ha decidido glorificarse, pero esto es para su propia gloria, no para la nuestra. El apóstol Pablo también dice que aquel que desee gloriarse que se gloríe en Dios. Hermanos, Dios es el único merecedor de toda gloria y honra, nosotros solo somos recipientes.

Sigamos alzando la bandera de la reforma protestante, la cual decía: «Soli Deo Gloria» o «Solo a Dios la Gloria».  Demos gloria a Dios con nuestras vidas y que todo lo que hagamos sea para rendir alabanza y gloria a Dios.

Compártelo usando uno de los siguientes iconos:
0Shares
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *