El famoso himno “Amazing Grace” conocido en la comunidad hispanohablante como Sublime Gracia fue escrito por el clérigo y poeta inglés John Newton, el cual se publicó en el año 1779. Sin duda alguna, Amazing Grace es uno de los himnos más conocidos en la comunidad de habla inglesa. Este himno nos habla de cómo nosotros siendo pecadores podemos encontrar esta sublime gracia que nos acerca al perdón de nuestro Padre celestial.

Newton escribió este himno a partir de su experiencia personal. Newton fue educado sin ningún tipo de convicción cristiana y en un momento de su vida fue forzado a unirse a la Royal Navy como marinero, y tuvo que participar en el mercado de esclavos. Dice la historia sobre Newton: Durante una noche, una tormenta golpeó tan fuertemente su embarcación que, aterrorizado, imploró la ayuda de Dios, un momento que marca el comienzo de su conversión espiritual. Su carrera como tratante de esclavos duró algunos años más, hasta que abandonó la marina para estudiar teología.

Años más adelante, luego de Newton ser ordenado como sacerdote de la iglesia de Inglaterra, comenzó a componer himnos junto al conocido poeta William Cowper. ¿ Por qué y para qué fue escrito “Amazing Grace”? Este valioso himno fue escrito para ilustrar un sermón en el día de año nuevo de 1773. Algunos datos relatan que no se tienen conocimiento de si había música acompañando los versos, puesto que el mismo pudo ser recitado por los feligreses sin ninguna melodía.

Amazing Grace fue usado grandemente en el segundo gran despertar en Estados Unidos a comienzos del siglo 19. Este himno ha sido adaptado a más de veinte melodías, la más conocida de todas es la llamada “New Britain”, la cual fue unida al poema en el año 1835.

Es una bendición al día de hoy poder cantar sobre la “sublime gracia” de Dios para con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *