He notado algo muy triste en muchos predicadores “de fuego”. A la mayoría de este tipo de predicadores les gusta hacer algo y es “mochar” a los músicos. Para los que no entienden el término “mochar”, eso se refiere a algo como acabar a alguien desde el púlpito. Se supone que el púlpito es para predicar a Cristo y las buenas nuevas de salvación, pero muchos predicadores de fuego lo utilizan para otras cosas.

Gran parte de ese tipo de predicadores tiene cierta espina con los músicos. Muchos de ellos llegan a los lugares y observan desde el vestuario de los músicos, los ritmos que tocan, si se ríen, etc, los estudian totalmente para pararse en el púlpito y dedicarle media prédica a hablar en contra de ellos.

No decimos que no se debe corregir, claro, hay que hacerlo, lo malo está en la forma en que se hace. Si a usted lo invitan a predicar a un servicio dedicado a personas inconversas, las cuales están en el lugar para escuchar palabra de Dios, ¿por qué usted tiene que pararse en un púlpito a hablar de lo que según usted están haciendo mal los músicos?. ¿Cómo usted invita a los amigos a seguir a Cristo cuando nosotros los de adentro nos estamos maltratando entre nosotros?. Si usted ve algo mal en un grupo de músicos u otros hermanos, ¿no es mejor corregirlos a parte y dar las buenas nuevas de salvación en el púlpito?

Otra cosa es que estos predicadores no saben pedir las cosas amablemente, al parecer no tienen educación. Si a usted no le gusta que le toquen el piano mientras predica, usted puede acercarse al pianista antes de predicar y decirle que no le hagan fondo de piano. Esos predicadores aman subir al púlpito y esperar a escuchar la primera nota de piano para proferir palabras de reprensión contra el pianista. Mi recomendación para los pianistas es no hacerle fondo de piano a ningún predicador. Solo hágalo si él se lo pide. A algunos les gusta y a otros no, y como usted pianista no lo sabe, si no le piden hacer fono de piano, lo mejor es que no lo haga.

¿Que hay músicos que no escuchan una sola prédica porque cuando toca la prédica se salen del servicio? Sí, es verdad, pero no todos son así. No podemos generalizar. Y sí, hay que corregir ese tipo de comportamiento, pero muchos predicadores no lo hacen de la forma correcta. Además, eso le toca al pastor de ese músico o al que lo invitó a tocar ese día, en el caso de los músicos invitados. El predicador que se limite a predicar las buenas nuevas de salvación, que fue para lo que lo invitaron.

También le critican mucho a los músicos que cobran por tocar, pero ¡ay de aquella congregación que no le guarde al predicador su ofrenda!. Según esos predicadores, como el músico toca para Dios, no debe cobrar, pero los predicadores predican para Dios y la mayoría cobra .

Otra cosa típica de muchos predicadores anti-músicos es que después de acabar a los músicos dicen: “Ahora vamos a finalizar cantando un coro, los músicos vengan”. El propósito de este artículo no es encender una contienda. Es hacer un llamado a reflexionar sobre este tema y acabar con estos constantes choques músicos vs predicadores. Como hijos de Dios entiendo que podemos resolver nuestras diferencias en amor si nos proponemos.

This article has 5 Comments

  1. Mi estimado hermano. Deduzco que usted es músico. Bueno, yo soy pastor y músico. El Señor me ha permitido ministrar en diferentes iglesias durante 31 años. He visto como ha evolucionado el estilo de adoracion y musica. Estoy de acuerdo con usted que no debe haber guerra entre el pastor y músicos. Solo permitame expresar lo siguiente. Como músico cristiano aprendi de la Biblia que la santidad es antes que la habilidad de tocar o cantar. Yo como pastor vigilo mucho que mis músicos sean santos, que se pongan a estudiar, que participen en otras actividades de la iglesia, que den testimonio , que sean diezmadores y todo esto me ha causado un dolor de cabeza porque hay muchos músicos que ven mas su popularidad que su servicio. El pulpito es un lugar donde se predica la Palabra de Dios y esta no solo habla de la salvacion sino tambien reprende al pecador. Actualmente yo tengo una guerra con mis músicos porque les he pedido que mejoren su vida espiritual, que no busquen los shows, que den testimonio. Como músico yo aprendi a dar excelencia en mi servicio y hay algunos músicos que no les gusta estudiar. ¿CON ESTO ME HE VUELTO UN MAL PASTOR? La Biblia me demanda que predique. Que redargulla, que corriga y que instruya. Y por hacer esto me he ganado muchos enemigos entre los músicos. Pero, el otro lado de la tortilla hay muchos músicos que son de benición, que trabajan de la mano con su pastor y tienen una vida de santidad hermosa. Espero que usted sea un músico santo. Con respeto lo expreso.

    1. Hermano pastor tiene mucha razón en muchas cosas pero yo quisiera preguntarle porque muchos predicadores son los ultimos en llegar al culto y despues quieren predicar mil horas y si un musico sale a tomarse un refresco desde el pulpito lo critica? Yo le pregunto si el musico tiene que estar temprano seteando sus instrumentos, sonido y coordinando con los cantores digame porrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrque los predicadores no llegan temprano para estar en comunión con DIOS y ser ejemplo para los demás de que DIOS se agrada con nuestra puntualidad?

      1. No solo eso, sino que llegan a la iglesia temprano pero se meten en la oficina y que a orar o están en el tiempo de la alabanza y que orando y eso es una falta total de respeto para con Dios, eso es no tener ni idea de lo q significa entrar a sus atrios con acción de gracias…Ellos creen que su mensaje es lo q vale la pena en el culto y que el momento de alabanza y adoracion es solo para entretener a la iglesia, y tienen la cachaza de luego regalar y criticar a los músicos cuando ellos ni siquiera saben ni dónde están parados, les recuerdo a los pastores q Dios no busca predicadores ni apóstoles ni maestros ni profetas y mucho menos pastores …Dios anda buscando adoradores que le adoren y esos pastores no tienen ni idea q es un adorador…Es muy fácil criticar cuando se es un ignorante en el tema. Hay q dar frutos, hay q ser ejemplo, si los músicos de tu iglesia no caminan es porque el pastor no está siendo ejemplo para ellos, el pastor no está dando frutos q hagan discípulos…Los discípulos no se obligan la gente cuando encuentra un buen maestro un buen pastor un buen líder la gente le sigue…Por sus frutos…Así q si “tus músicos” no te siguen es muy sencillo TU NO ERES ALGUIEN A QUIENES ELLOS QUIERAN SEGUIR TU NO DaS FRUTOS…Tu crees q son tus músicos…Y te informo que tú no moriste por ellos… Ni siquiera les pagas para q al menos dijeras mis empleados …Eres un arrogante no tienes espíritu ni llamado pastoral y de músico pues la verdad no quisiera ni oírte hacer música porque la música es el reflejo de lo q hay en tu alma y en tu espíritu y ahí solo hay arrogancia y vanagloria…

  2. Queridos hermanos las dos posiciones son razonables. Recuerden David era el dulce cantor y cuando fue atacado por saul esquivó la espada que iva contra el y volvía a tocar. Quizá lo que se dijo no es para ti,esquiva y sigue tocando. Tal vez hay alguno en el auditorio q Dios quiere que escuche eso tú sigue tocando para Dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *