Hillsong United Empires Cover

Una línea de una canción del más reciente álbum de Hillsong Empires (Imperios) ha sido objeto de críticas. El pastor Robert Fergusson, quien junto a su esposa Amanda revisa y corrige las canciones antes de ser cantadas ha explicado en el blog de Hillsong lo que quiere decir esa línea, además de pedirles a los que han criticado “si no te gusta, no la cantes”.

En la canción “Even when it hurts (Aún cuando me duela)” hay una línea que dice “Aún cuando me duela como el infierno, te alabaré” (Even when it hurts like hell I’ll praise you ). Respondiendo a las críticas hechas a esta línea de esta canción, el Pastor Fergusson ha escrito en el blog de Hillsong:

Nuestro enfoque primario esel viaje, teología y claridad de la canción. Le dejamos la poesía a los escritores. Hacemos preguntas como: ¿La canción lleva al adorador a un viaje?; ¿la canción nos permite cantar la verdad? y ¿es la canción ambigua en lo que declara?

Nuestro papel en este proceso (que no es perfecto) ha significado que Amanda y yo hemos sido a la vez elogiados (magnífico) y criticados (no tan magnífico) por canciones que nunca hemos escrito. Usualmente, estamos más que felices de tomar algunos golpes por el equipo pero ocasionalmente, estas críticas se ponen bastante desagradables (ey – estamos haciendo lo mejor que podemos). Nuestra respuesta normal es un gracioso (esperamos) email diciendo: Si no le gusta nuestra canción, por favor, siéntase libre de no cantarla.

Durante años, ciertas líneas líneas de canciones han atraído más comentarios que otras, de manera que a veces se necesita explicar lo que quieren decir, y por eso nació el blog de Hillsong. Y la explicación que el Pastor Fergusson ha dado sobre la frase “Aún cuando me duela como el infierno, te alabaré” de la canción Aún cuando me duela del álbum Imperios fue la siguiente:

Vivimos en un mundo desesperadamente abatido. De vez en cuando, se siente como si el mismo infierno se haya desatado. Por supuesto, sabemos que nuestra victoria y la seguridad está en Cristo, pero todavía duele. El profeta Habacuc expresó de manera hermosa este dilema:

Aunque la higuera no dé renuevos,
    ni haya frutos en las vides;
aunque falle la cosecha del olivo,
    y los campos no produzcan alimentos;
aunque en el aprisco no haya ovejas,
    ni ganado alguno en los establos;
aun así, yo me regocijaré en el Señor,
    ¡me alegraré en Dios, mi libertador!

(Habacuc 3:17-18 NVI).

Nuestros escritores han escrito esta misma idea de una forma auténtica, determinada and veraz:

“Aún cuando me duela como el infierno, Te alabaré”. Bueno – a veces pasa – y así haré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *